viernes, 6 de mayo de 2011

Hoy, es lo que sucede

Él, por dificil que parezca, él.


Él se fue adueñando de mi... ¿de tu qué? de mi, véase como sentido de propiedad.


¿Cómo lo hizo? No sé, todo fue sin mi consentimiento, pero lo hizo.


Lo tomó al parecer sin darse cuenta... sin cuidado fue, pues lo estrujó y me lastimó.


Vaya! pero que sorpresa...


"el milagro implacable del dolor y el asombro del goce, siempre perdurará"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores